Los carritos de jardín plegables Campart no solo sirven para ir a la playa o al parque. El diseño de estos carritos ofrece comodidad y durabilidad. El carrito se puede plegar fácilmente con una mano y se suministra con una bolsa de transporte para un fácil almacenamiento.

Más información
No hay productos encontrados.

    Accesorios

    Los carritos de jardín plegables Campart no solo sirven para ir a la playa o al parque. El diseño de estos carritos ofrece comodidad y durabilidad. El carrito se puede plegar fácilmente con una mano y se suministra con una bolsa de transporte para un fácil almacenamiento.

    Las pequeñas dimensiones del carrito de jardín Campart una vez plegado permiten almacenarlo en la caravana o en el maletero del coche. Gracias al práctico sistema de plegado, puede plegar el carrito con una sola mano y desplegarlo con un pequeño empujón. Tan solo tirando de la palanca en la parte inferior del carrito se plegará a las medidas de 42,5 x 21 x 80 cm.

    Las dos ruedas frontales del carrito de jardín giran muy fácilmente, por lo que conducir el carrito es muy fácil y no precisa mucha fuerza. Una vez guardado en su bolsa de transporte, las ruedas del carrito de jardín Campart siguen teniendo movimiento para poder desplazarlo sobre ruedas. Gracias a su poco peso de 11 kg, el carrito se puede levantar y transportar.

    El carrito plegable Campart tiene muchas funcionalidades que resultan muy prácticas. La barra de remolcado resistente es fácil de fijar para que no se caiga al suelo. Ni la lluvia ni la taza del bebé que gotea son un problema para el tejido impermeable. Y lo mejor de todo, el carrito compacto cabe en cualquier coche, caravana o cobertizo de jardín, para tenerlo siempre a mano.

    Este carrito de jardín le resultará mucho más práctico de lo que pensaba.

    Cargando
    Cargando